SKI SCHOOL - INTERMEDIO

Hasta ahora nos hemos centrado en buscar una serie de recursos que nos permitan desplazarnos con seguridad por las pistas fáciles de la estación, pero ha llegado el momento de continuar la progresión en busca de nuestro paralelo partiendo de los conocimientos adquiridos hasta el momento. Como dije en el anterior capitulo no hay que obsesionarse ya que nos va a llegar de forma automática con la practica o como me gusta decir haciendo kilómetros por las pistas.



Paralelamente al desarrollo de nuestro paralelo vamos a centrarnos en una serie de habilidades que nos harán descender por las pistas con mayor confianza.


Introducción al esquí en paralelo. 

Desde la posición de cuña debemos prolongar nuestros giros, procurando que todo nuestro peso recaiga en el esquí exterior, de esta forma el esquí interior acompañara al otro durante el giro.

Para poner en practica esta técnica debemos buscar una pista lo suficientemente ancha donde tener espacio suficiente para colocar las piernas en paralelo después del giro y prepararnos para el siguiente.

Según vayamos ganando en confianza, veremos como irá saliendo de forma automática, recordando que todo el peso va al esquí exterior

Ejercicio Embrague - Acelerador.

Este ejercicio consiste en imitar el juego de los pies cuando conducimos un vehículo con cambio manual.

De igual forma que cuando soltamos el embrague aceleramos, vamos a tratar de trasladarlo al esquí, pisando el pie exterior cuando iniciamos la curva levantando de forma progresiva el esquí interior que sería el pie del embrague.


En el vídeo el demostrador trata de ayudar a la compresión utilizando los brazos, bajando el pie que corresponde al "acelerador / exterior" y subiendo el brazo del "embrague / interior".

Como controlar nuestra velocidad en los giros.

La forma que considero más asequible es redondeando nuestros giros, esto se consigue si después de finalizar la curva buscamos ascender levemente la montaña, de esta forma iremos perdiendo velocidad. Una vez que nos encontramos seguros podemos desencadenar un nuevo giro volviendo a redondear el giro.

Dentro de los consejos para este ejercicio es evitar pararnos antes de iniciar el giro al ascender la montaña o que la velocidad sea muy lenta, ya que tendremos dificultades para redondear el giro, al perder el plus que nos produce la inercia del giro.

Según vayamos aumentando la velocidad, debemos procurar utilizar mas el canto de nuestros esquí, trasmitiendo sensación de seguridad.






Forma de Girar.

Sobre este punto hay mucho debate, sobre todo entre los que han comenzado esquiado utilizando el "derrape" como técnica de giro y la más actual que nos ha traído los esquís carving de la denominada "conducción".

Considero que lo ideal es conocer las dos técnicas, así como otras formas de girar que descubriremos en nuestra aventura del esquí. Cada habilidad pienso que debería ser utilizada según las circunstancias y no excluyendo a la otra.


Ejemplo en una pista en perfecto estado la "conducción" sería la técnica a seguir, siendo para mi gusto la más divertida, y la que nos va a permitir aprovechar mejor el material que tenemos, por el contrario en pistas con bañeras, fuera de pista o en caso de que surja un imprevisto la técnica del derrape puede puede ser el recurso a optar.




Canteando.

Desde parado es interesante que notemos como nuestro pie coloca el canto, siendo más facil en velocidad gracias a la inercia.

Un ejercicio interesante para descubrir el poder del canto es jugar a cambiar  el apoyo del canto sobre la suela, observando como se desliza, inmediatamente volveremos a apoyarnos sobre el canto de forma más enérgica viendo como conseguimos mayor agarre que se traduce en control.


Lo ideal es buscar el poder del canto, pero hay alguna ocasión como es en el caso de placas de hielo que igual es mas recomendado usar la suela del esquí para superarlas, dejándonos ir hasta encontrarnos con nieve que nos permita recobrar nuestro control con el canto.

Como mantener nuestra mirada.

El sentido de la vista cobra un papel fundamental, durante la práctica del esquí, por tal motivo debemos levantar la mirada, tratando de alcanzar el mayor campo de visión posible.

La mirada tiene ser dirigida al horizonte, evitando mirar a nuestros esquís, de esta forma podremos anticiparnos a nuestros movimientos ganando confianza en nuestros descensos.

Siempre que se pueda debemos tratar de elegir previamente el camino a seguir, es posible que por diferentes imprevistos (caídas, piedras, giros del que nos precede, adelantamientos, árboles, ...), es posible tener que cambiar  nuestro plan previo, lo cual no será un problema si llevamos una visión activa que consigue adelantar nuestros movimientos.


Una recomendación es trabajar nuestro campo de visión, moviendo nuestros ojos de izquierda a derecha en lugar de girar la cabeza, ya que de esta forma conseguiremos un mayor campo de visión.







Manteniendo nuestros esquís paralelos.

A veces nos obsesionamos por conseguir dejar de lado la cuña y alguno intenta forzar esta posición, bien levantando los pies o con movimientos bruscos. Este no es el camino a seguir, vuelvo a recordar que la práctica de los movimientos básicos nos llevará al deseado paralelo.

Uno de los ejercicios que podemos intentar si se nos resiste es buscar un cambio rápido de los cantos, primero el exterior y luego el interior, teniendo que tener cuidado en evitar poner peso en este último peso, ya que esto podría llevarnos a ganar un vicio.

Recordar no tener prisa y la práctica nos llevará a conseguirlo.


Giros en paralelo.

No hay que obsesionarse con conseguir girar con ambos pies en paralelo, no hay ningún secreto salvo la práctica y ella nos dará la confianza suficiente para lograrlo.

Recordar que es fundamental el apoyo en el esquí exterior, una buena posición de nuestro cuerpo y llevar los brazos proyectados hacia el frente, si tenemos en cuenta estos aspectos, el pie interior comenzara a acompañar al exterior consiguiente el objetivo del buen paralelo.


Buscar giros amplios, que nos dará mas tiempo para pensar y comprobar que nuestra postura es la correcta.



Esquiando con niños.

También se muestra la forma correcta de subir a un niño a una silla, debemos colocarlo en el extremo más próximo al encargado de los remontes por si surgiera algún problema, éste pudiera actuar de forma más rápida. Una vez que la silla gane altura, podemos utilizar nuestros bastones de forma horizontal, para evitar que pueda deslizarse por debajo de la barra de seguridad. Otra forma es colocar nuestro brazo por encima de sus hombros durante el trayecto.

Hay muchas más cosas a tener en cuenta con los pequeños, pero una fundamental y básica que es buscar su seguridad, para ello elegiremos las pistas más adecuadas observándolo en todo momento, teniendo en cuenta que los niños no perciben el riesgo de igual forma que los adultos
Cuando nos toca esquiar con los más pequeños existen diversos aspectos que hay que tener en cuenta, orientados sobre todo a la seguridad de los niños

Este vídeo se centra en aconsejar cuando descendemos por las pistas, recomendando observar al peque en cada uno de los giros que hacemos, buscando que el niño nos siga en la línea elegida. Una de las formas de ayudarlo es dejar los bastones atrasados para que vea de una forma más fácil el camino que elegimos








Problemas que suelen surgir al esquiar en paralelo.

1.- No tener una buena estabilidad al llevar las piernas demasiado cerradas, hay que buscar la separación que nos da la anchura de nuestros hombros, de esta forma podremos trabajar de forma independiente cada pierna.
2.- No balancear los brazos, estos deben ir colocados en una buena posición siempre hacia adelante.
3.- La visión debe ser amplia y al horizonte, no agachar la cabeza mirando a nuestros esquís
4.- Colocar peso en nuestro pie interior, recordar buscar el mayor apoyo en el esquí exterior
5.- No es necesario mover la parte superior de nuestro cuerpo al realizar los giros, con solo un cambio de presión de nuestros pies lo vamos a conseguir, manteniendo la postura en todo momento.
6.- Buscar que ambos pies tengan una inclinación similar de sus cantos, si uno va más que el otro será complicado realizar los giros de una forma limpia.

7.- La posición de la cadera debe de ser natural, hay algunos que giran a golpe de cadera, esto a la larga llevará a bloquear la posición.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.