CORTINA D´AMPEZZO



Conocida como la perla de los Dolomitas es una de las estaciones de referencia en Italia y también en el mundo. Se encuentra localizada en los Dolomitas hacia la zona mas oriental.

Esta mítica estación albergó unos juegos olímpicos de invierno en 1956, y aun mantiene ese encanto, tanto en las pistas como en el pueblo que da nombre al complejo, que bien se podía decir ciudad después de recorrer sus calles, llenas de tiendas exclusivas y restaurantes de categoría donde recrearse con el autentico glamour italiano.


La estación tiene una distribución de las pistas un poco particular, ya que se encuentras distribuidas en 4 sectores, algunos de ellos solo accesibles mediante coche o skibus. La ventaja es que todo el mundo va a encontrar un sitio de su gusto, por la variedad de los mismos, así como una diversidad de paisajes que van desde los bosques mas frondosos, a las montañas mas escarpadas.

Las pistas también son muy variadas, desde alguna de referencia como la Pista Olímpica que alberga una clásica prueba de la Copa del Mundo, a las pistas de iniciación de Mietres, pasando por parajes bastantes solitarios y con una gran belleza como es en la zona de las cinto torres.

Los dos días que disfruté de esta estación fueron muy diferentes, uno con una niebla muy espesa que me impidió en las zonas altas obtener fotos con un mínimo de calidad y un segundo día donde disfrute de un sol impresionante en la zona de las Cinque Torri y Falzarego


El primer día me dedique a conocer la zona mas cerca del pueblo. Para acceder a las pistas se coge un telescabina que se llama Freccia Nel Cielo, el cual asciende cruzando un bosque muy divertido ideal para retornar al pueblo al final del día.


Remonte que se encuentra algo alejado del centro del pueblo

 Zona media donde llegan las pistas que descienden de Pomedes

La niebla empezaba a acumularse en el valle



Pista Olímpica donde se realiza una prueba de la Copa del Mundo, famosa por el paredón que la acompaña


A punto de entrar en el bosque que te lleva al Pueblo

Salida del bosque, donde se pasa esquiando por este puente

Al otro lado del pueblo existen otras dos zonas, una llamada Mietres que es ideal para iniciarse en el esqui y la zona de Faloria – Forcella, donde se encuentran las pistas de un nivel mas exigente, solo aptas para expertos, con algunos buenos fuera pistas,  por desgracia no pude tomar ninguna foto de esta zona por culpa de la niebla.


El pueblo con la zona de Mietres, Faloria y Forcella al fondo, pero que la niebla dificultaba su visión


La zona de Ra Vallés se encontraba totalmente cubierta por la niebla, pero pude comprobar la calidad de su nieve


El segundo día el tiempo cambio totalmente, y me encontré con ese fantástico día de esquí que todos soñamos con encontrarnos, sol, frío y nada de aire. Así que me dedique a conocer la zona más alejada de la estación. Para ello me dirigí al Passo Falzarego.

Desde aquí me dedique a recorrer las pistas de la zona y pasar por las famosas zonas de las Cinque Torri, Col de la Gallina y finalmente subir en el teleférico a Lagazuoi.


Empezaba a amanecer y no habia nadie por las pistas

Dicen que Italia no se puede hacer fuera pistas, pero siempre se encuentran zonas


Una de las estampas mas famosas, las Cinque Torri


Telesilla de una plaza que te lleva hacia el Col de la Gallina


El paisaje de bosques y rocas es impresionante

Esta zona destaca por la poca gente que hay debido a que esta alejada del pueblo


Ultimo telesilla que te permite volver al Parking de Falzarego


Bajadas con diferentes rasantes que se hacen muy divertidas


Bajadas con diferentes rasantes que se hacen muy divertidas


Curioso Bar en pistas

Desde este Mirador se puede volver al aparcamiento del Passo de Falzarego o bien iniciar uno de los descensos mas impresionantes que conozco, no por su dificultar sino por la belleza del paisaje que te rodea. Este descenso es una pista roja bastante asequible que discurre por una cañón rodeado de unas paredes de roca. La longitud de la misma es de unos ocho kilómetros y mas de mil metros de desnivel, donde uno se encuentra estampas como estas.


Passo Falzarego, zona central de esta zona de Cortina 


Primera imagen que nos encontramos al iniciar este descenso

Pistas Anchas donde dejar correr nuestros esquis.

Se dice que Walt Disney estudió la posibilidad de crear un parque en esta zona

También nos encontramos con zonas muy sombrías

Un genuíno Fiat 500 que nos encontramos en el bar que se encuentra al finalizar la bajada

Para retornar a nuestro punto de origen tenemos que coger esta especie de trineo tirado por caballos que nos arrastra durante unos dos kilómetros previo pago de dos euros o bien remar un poco que tampoco se hace tan largo si la nieve se encuentra dura.


Los caballos que te permiten ahorrarte la remada



Nos encontramos en la zona de Badía, y para volver al Passo Falzarego tenemos que coger un autobús que por unos cinco euros nos devuelve al punto de origen del día.
Este descenso es totalmente recomendable y nunca se le olvida a uno.

Aquí finalice mi visita a la estación de Cortina, pero aun quedaban mas días para seguir conociendo los Dolomitas, que en próximos capítulos iré relatando


Calle central del Cortina D`Ampezzo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.