ESQUIANDO EN LAS ANTIPODAS - NZ1

KIA ORA.-

Cuando uno decide viajar a Nueva Zelanda, se plantea si ese largo trayecto de unos 14000 Km. y dos días metido en aviones merecerá la pena, pero una vez terminado el viaje la conclusión es que SI. Nueva Zelanda no va a ofrecer estaciones de esquí como las de los Alpes, ni calidad de nieve como en las Rocosas, pero si te va a ofrecer uno de lo mas increíbles entornos naturales que se pueden ver en el mundo.

Antes de aterrizar ya se puede observar que voy a tener nieve

Nueva Zelanda se divide principalmente en dos islas, la Norte donde se encuentra la capital Wellington y la sur con capital en Christchurch, lugar al cual me iba a dirigir como punto de destino.


Símbolo de Christchurch 

Lo ideal en este viaje es venir con tiempo y conocer tanto el norte como en el sur, ya que en el norte aunque hay menos nieve, y tiene menos estaciones, si merece la pena probar a esquiar por un volcán, y conocer la isla.

Por que ese es otro dato que se me olvida, NZ no es solo esquí, una vez que estas aquí, merece la pena recorrer diferentes sitios y ver lugares maravillosos, así que en este reportaje os iré contando que otros sitios increíbles me he ido encontrado a lo largo de mi trayecto.

Para poder aprovechar mejor el viaje me decidí a alquilar una “Campervan” termino muy popular en esta isla, que es el equivalente a modelos montados sobre furgonetas con una extensa red de “Campervan Parking” donde poder aparcar y contar con las comodidades de duchas, cocinas, electricidad, Internet en buenas condiciones de orden, seguridad y limpieza.



Mi compañera de aventuras


La isla del sur es en la que se concentra la mayor cantidad de estaciones de esquí, según las guías se pueden encontrar 22, pero claro aquí el concepto estación de esquí puede ser una cuerda en una ladera y ya computa, como veremos mas adelante.

Las estaciones de esquí se concentran básicamente en dos puntos en la zona de Canterbury y Queenstown, siendo la segunda ciudad la capital mundial de la aventura como así lo acredita la cantidad de actividades que se pueden realizar, no creo que exista en el mundo un sitio con mayor numero de opciones a elegir.



Otra característica de las estaciones de esquí, es que los alojamientos no se encuentran a pie de pista, para respetar el medio ambiente, así que la mayoría de la gente usa los transportes públicos que existe de forma considerable desde la mayoría de los pueblos, lo cual no es una mala opción viendo el estado de las carreteras de acceso.

También cabe destacar que aquí los esquís recomendados son del tipo freeride, como lo demuestra que la mayoría de la gente los usa en sus estaciones, ya que al poco tiempo estas lazándote por fuera de las pistas.

El snow aquí se vive casi como una religión para algunos, como demuestra la cantidad de snowparks que se encuentran repartidos por las diferentes estaciones, algunos impresionantes e incluso uno estación que es solo un enorme snowpark.

Las carreteras de acceso se encuentran sin asfaltar, con una capa de lo que aquí llamamos “zaorra”,  imaginaros transitar 15 Km. por carreteras así, creerme parece que se te desarma el coche..

A continuación voy a relatar como fueron mis diferentes días y las estaciones y zonas que he visto, así que comenzamos con mi llegada a Christchurch, capital de la isla del sur y de la región de Canterbury, una ciudad que, porque sabes que estas en NZ sino pensarías que estas en alguna ciudad inglesa, porque algunos se consideran mas británicos que los Ingleses.


La Reína histórica de todos los habitantes de NZ

Una vez llegado a el aeropuerto lo primero que iba a hacer era recoger la “Campervan”, una bastante grande que luego me di cuenta que no hacia falta ese tamaño ya que tenías duchas y cocina en todo los parking. Lo primero que te mandan es ver un dvd que te ponen sobre las instrucciones para usarla, firmar un montón de papeles y después de una hora, todo esta listo y arrancas hacia a la aventura, eso si recuerda que se conduce por el carril izquierdo y no te preocupes por dar a los limpia parabrisas en todos los cruces aunque no llueva.

Empieza la aventura así que mi primera opción iba a ser la estación Mt Hutt, la mayor de las estaciones de la zona de Canterbury. 


El paisaje a pesar de que esta oscureciendo muestra la gran belleza del país



Al ponerme al volante al poco tiempo te vas dando cuenta que estas en otro mundo, no existe trafico, tus compañeros de viajes son los millones de ovejas que se ven por todos los lados, y la nieve aparece al fondo, dando comienzo a lo que se denominan los Alpes del Sur.


Llegando al primer pueblo que iba a usar de campamento base se ve ya nieve al fondo

El pueblo base de la estación se llama Methven, así que rápidamente me dirigí al Parking para Campervan y a hacer alguna compra en  uno de los dos supermercados que hay en el pueblo.



Llegando al pueblo empiezo a descubrir porque dicen que Nueva Zelanda se parece a Asturias


Methven es un pueblo de ganaderos, que durante los meses de invierno tiene una intensa actividad ya que la estación de esquí se encuentra a unos 20 km.

Continuara........

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.