THE CANYONS - UTAH6




El día amanecía con viento y una niebla intensa, siempre cabe las posibilidades de encontrar un día con tiempo malo y parecía que iba a ser este, pero solo parecía porque afortunadamente nos equivocamos y según pasaban las horas las nubes se iban para dejar paso a algunos rayos de sol.

La estación elegida fue The Canyons, principalmente porque al abundar los árboles, era un seguro de poder esquiar si las condiciones de esquí se tornaban a peores.
Desde el primer telecabina que cruza la zona residencial se iba apreciando como la niebla estaba densa.


The Canyons es la parte de la derecha del dominio de Park City. Tiene una parte baja donde existen diversas urbanizaciones, algunas de autentico lujo, donde no sabias si la visibilidad se perdía por la niebla o por el vapor de agua de algunas piscinas y jacuzzis que había en alguna “humilde casita”.


Para acceder a las pistas hay que dejar el coche en uno de los grandes parkings que hay y desde ahí un telecabina nos va subiendo al centro neurálgico de la estación. Donde se encuentran algunos restaurantes, tiendas y las oficinas. Desde allí se coge otro telecabina que nos transporta al centro de la montana con el curioso nombre “Flight of the Canyons”.
Zona empresarial de la estación.

Una vez llegados a la parte central de la estación, se pueden elegir múltiples alternativas para dedicarnos a la aventura y recorrer la estación a gusto de cada uno, ya que The Canyons tiene 3 zonas perfectamente diferenciadas, para adaptarlas al gusto y estilo de esquí de cada uno.

Zona central de la estación, tambien conocida por Red Pine Lodge.


Empecemos por la zona que queda a la derecha del mapa, rumbo hacia la colina de Murdock, donde dos largas pistas azules, acompañadas las múltiples pistas negras e itinerarios que van saliendo a su paso. Empiezas por una pista y tú decides el camino por el cual llegar a la pista azul que hace de eje vertebrador.


Autopista o mejor dicho pista azul que lleva al final del telesilla Super Condor

Una invitación a bajar


No se si era pista o itinerario pero una pasada.

Después de conocer y disfrutar la zona había que volver al punto de origen para desde ahí dirigirse a la zona mas popular del Freeride, la zona conocida como Ninety nine 90. Antes de coger el telesilla que te conduce a la cima se avisa de que es para expertos, pero con la calidad de nieve que existe en este sitio, nadie se imagina por donde llega a bajar.


Comienzo de una pista, donde hay que entrar bien enfilado para lo que espera


Afortunadamente tenía estas armas para defenderme.


Una vez hechas unas bajadas por mi zona favorita, preferí cambiar de zona porque el tiempo transcurría y el día terminaba y aun me quedaba por ver la última zona de la estación, dreamscape, la cual combina pistas azules relajantes con alguna negra sencillita, encontrándote con casitas y puentes.
Zona muy familiar para esquiar relajadamente.

Otro día que había pasado volando y había que terminar, ya que los Ski Patrol, empezaban a cerrar las pistas progresivamente, desde los extremos de la estación hacia el centro, conduciendo a todo el mundo a una pista final que conduce al centro empresarial de la estación.


Un atajo para bajar

Últimos metros esquiables de la estación

Otro fantástico día, que solo se le puede reprochar una cosa, que es el penúltimo de esquí y quieres seguir, pero como dicen un refrán, todo lo bueno acaba, y en este caso se cumplía. Pero los recuerdos perduran en mi cabeza y hace que siga pensando en este maravilloso sitio.


Logo corporativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.