SANKT ANTON AM ARLBERG


Sankt Anton es una referencia mundial en el esquí, incluso se le añade el calificativo de la cuna del esquí moderno, destacando la Academia del Esquí considerada la primera escuela de esquí alpino.


El pueblo que recibe el nombre de la estación es el mayor núcleo urbano contando con una intensa actividad, sobre todo durante las tardes cuando los usuarios se distribuyen por los diferentes locales que albergan sus dinámicas calles.

El dominio tiene pistas de buen nivel, aunque todos los usuarios encontrarán algún lugar donde disfrutar. La mejor nieve la tendremos en la zona del Valluga donde alcanzamos los 2.800 m, estando bastante protegida de los vientos del norte. 

Hay pistas que bajan al pueblo que tienen buenas pendientes, ideales para poner a prueba nuestras habilidades en pistas con buenos desniveles y suficientemente anchas, encontrándonos con la pista Rennstrecken, utilizada en copa del mundo.

Al otro lado de la carretera de Sankt Anton nos encontramos con la zona llamada Rendl, donde destaca el descenso de 1.300 m. de desnivel de vuelta al pueblo, así como algunos fuera de pistas señalados en el mapa con lineas discontinuas, siendo uno interesante el que nos baja al llegar al remonte llamado Riffelscharte. 

En la zona de Sankt Christoph, tenemos largas pistas azules, siendo las favoritas por los usuarios. Aquí podemos encontrar también la Ski Academy y el camino que nos da acceso a la zona de Stuben, tras cruzar por debajo la carretera principal por una larga pista azul.

Stuben es una estación satélite pero fácilmente accesible, las pistas son mas estrechas y la orientación en alguna de ellas sur. Pero en cambio tiene un terreno variado y al estar a las afueras garantiza que no este repletas de usuarios sus pistas en días de máxima afluencia.

Dejo para el final la zona alta de la estación coronada por Valluga con sus 2.811 m. La zona merece la pena pero tiene un problema y es las colas que se montan para subir. El acceso es mediante un teleférico pudiendo observarse las colas que se forman siendo recomendable elegir el momento clave si no queremos sufrir una hora de espera. A la llegada del teleférico si contratamos los servicios de un profesor o guía podemos seguir subiendo hasta una zona más elevada y desde aquí hacer el descenso a Zurs por un fuera de pista algo exigente en la parte inicial.

Finalizado el día de esquí, la actividad se traslada a las calles, donde un buen ambiente de apreski anima a continuar recorriendo sus calles. Hay que tener precaución con los numerosos radares y controles de velocidad que existen en los alrededores así como controlar las diferentes limitaciones horarias que hay en cada parking.

Ski Academy, donde se forma a los futuros instructores
Existe un buen pisado y las pistas por lo general son anchas en la zona central
  

Una de las bajadas al núcleo urbano pasando por locales que se mantienen abiertos al cerrar la estación


Otra alternativa a regresar al pueblo observando el valle de entrada

Parte final de la pista de competición

Se puede observar la pendiente que tienen estas pistas rojas

Para los que les gusta bailar encima de las mesas con las botas puestas

Zona de Rendl

Aquí podemos encontrar interesantes fuera de pistas y la nieve se suele conservar bastante bien al haber zonas sombrías

Parte del descenso de 1.200 m.

Es conveniente tener buenas piernas para hacerse estas pistas del tirón

Finalizamos la bajada regresando al pueblo por este puente

Estación de llegada del teleférico del Valluga

Para completar la bajada por pistas del Valluga hay un pequeño teleski que debemos coger, salvo que nos decidamos por los fuera de pistas

Tomamos dirección hacia la estación de Stuben

En este punto se cruza la carretera camino a Stuben

Una de las zonas que no conoce el sol

Toda este lado de la montaña es terreno para los aficionados a buscar líneas

Pistas tranquilas aunque los remontes no son tan eficaces como en el resto de la estación

Terreno accesible para disfrutar

Se pueden encontrar buenos tubos

De retorno a Sankt Anton



Si el dominio se nos ha hecho pequeño siempre tenemos la opción de conocer una estación cercana que forma parte de Ski Arlberg llamada Sonnenkopf estando a unos 15 km. por carretera.



La estación es relativamente pequeña contando con unos 30 km. de pistas. Se accede mediante un telecabina que nos da acceso a una zona ideal para el aprendizaje, contando con las pistas de más nivel en la zona izquierda y unas largas bajadas hasta la base de la estación. 

Edificio de servios de Sonnenkopf

Zona de llegada del telecabina


Pistas algo estrechas pero bastante divertidas por los cambios de pendiente

Terreno para salir por fuera

Zona tranquila para iniciarse y coger confianza


Calle principal de Sankt Anton

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.