REVELSTOKE

Hasta hace poco era solo un pequeño remonte pero el desarrollo que ha tenido en los últimos 7 años con la instalación de un telecabina y dos sillas desembragables, la ha convertido en un referente en el esquí, llegando a ofrecer el mayor desnivel de esquiable en toda Norteamérica con 1.700 m.




La estación se encuentra algo apartada del resto, a unas dos horas de Kicking Horse (Golden), recorriendo la panorámica carretera que cruza el Parque Nacional de los Glaciares, siendo muy recomendable informarse previamente del estado de la carretera después de que se haya producido alguna nevada.


Este tramo de la I1 o Trans como la llaman los locales, no tiene ninguna gasolinera en sus 120 km. por lo que es muy recomendable llenar el deposito antes de cruzarla, por los imprevistos que puedan ocurrir por el alto riesgo de avalanchas que hay. La carretera tiene su punto más elevado en el Rogers Pass a unos 1.300 m., siendo recomendable para hacer alguna excursión si las condiciones acompañan.

Revelstoke es una pequeña localidad siendo utilizada por los transportistas que cruzan el país como lugar de descanso, pero en los últimos años gracias al desarrollo de su estación esta comenzando a acoger numerosos aficionados a la nieve, aumentando el número de bares y restaurantes, así como de posibilidades de alojamiento.

La estación tiene dos o o tres alojamientos a pie de pistas, pero por la distancia que hay considero que es mejor alojarse en el pueblo, además cuenta con transporte a pistas y la distancia es de poco más de 5 km.

Esta estación es mi favorita de las que he conocido en Norteamérica, pero claro por mis gustos personales sobre los deportes blancos, un gran desnivel, remontes rápidos, calidad excepcional, numerosos itinerarios, y variedad de posibilidades, pero claro el ambiente en ocasiones es demasiado tranquilo y solitario para algunos públicos.

La estación cuenta con una góndola que parte desde la base a 510 m. y tras una parada intermedia nos eleva unos 1.000 m, allí tenemos la opción de seguir subiendo con una silla que se llama "The Stoke" alcanzando la zona más alta a 2.225 m.

La estación tiene espacio para cada tipo de usuario, desde pistas de aprendizaje cerca de la base, hasta pistas de nivel intermedio en la zona que da acceso la silla The Ripper, con una excelente orientación norte, y multitud de fuera de pistas e itinerarios repartidos a lo largo de esta gran estación.

Los itinerarios son muy variados y todo el mundo va a encontrar una zona donde adapte su nivel de progresión, como ejemplo de su popularidad, hasta la última reforma de la Freeride World Tour, era una de las prueba que formaban parte del calendario internacional de la máxima competición de este estilo.

Si no tenemos suficiente con la estación, podemos contratar servicio de catski o heliski.

Como curiosidad en mi visita a esta estación pude realizar un descenso de todo el desnivel de forma continua, observando como cambiaba la situación del tiempo tres veces según iba descendiendo, comenzando con sol, nieve y cielo cubierto.

Voy a comentar algunas fotos de mi visita.

El oso es un referente en esta parte de las Rocosas Canadienses

Bicicletas adaptadas para la nieve

Los restaurantes reflejan un ambiente del Lejano Oeste

Llegada de la silla a 2.225m.

El mar de nubes deja esta maravillosa estampa

La pista verde recorre gran parte de la estación, teniendo siempre la opción de buscar variantes


Parte del tramo de la pista de iniciación que baja a la estación

Llegando a la base se puede ver parte del Rio Columbia helado

Para disfrutar a tope de esta estación, en ocasiones hay que quitarse los esquís, en este caso es el acceso a la parte alta de North Bowl

Bajadas con bastante pendiente

Existe muchas zonas con tramos de bosque abiertos

En las partes altas de North Bowl encontraremos zonas con buena inclinación

Las pistas azules las vamos a encontrar pisadas, ahora el resto lo normal es que no

Camino a la zona más fresca

Las pistas suelen estar muy tranquilas

Siempre se puede encontrar sitios con nieve polvo de la mejor calidad entre los arboles

Cada salida es un viaje a la aventura

Una de las pocas planas de la estación

El paisaje que nos encontramos por las pistas azules que da acceso la silla The Ripper

Los nombres de las pistas son muy "curiosos"

La parte baja de la estación también ofrece unas vistas fantásticas

Cualquier sitio es recomendable visitar

La calidad de nieve a cualquier cota se mantiene

El Rio Columbia

Pie de pistas con algún alojamiento y restaurantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.