Broken River y Glaciares - NZ5

El viaje que me iba a llevar desde Cardrona hasta los  Glaciares viendo el mapa parecía un largo trayecto, pero afortunadamente se hizo muy ameno gracias a los parajes que me deparó la ruta. 

Crucé el parque nacional de Aspiring, donde lagos y montañas se alternan con valles y caudalosos ríos, rodeados de esos árboles de helecho y finalmente llegando hasta la costa oeste de la isla, o también llamado mar de Tasman.


Durante este viaje parecía que el tiempo se había detenido, ya que durante muchos kilómetros no me encontré con nadie en las carreteras, ni resto de civilización, dotando el paisaje de un aire algo salvaje.


Las ovejas son muy abundantes en Nueva Zelanda, diez por cada habitante.

Numerosos ríos y puentes siguen a la carretera

Bosques Subtropicales, donde se mezclan palmeras y helechos gigantes

Mar de Tazman

Desde la carretera se siente la fuerza del Mar.

A ultima hora de la tarde y con los últimos rayos de sol llegaba al glaciar de Fox donde solo tuve tiempo de tomar la foto y dirigirme al glaciar hermano de Franz Josef, donde instalarme a dormir y buscar una agencia que me ofreciera excursiones por  el glaciar ya que en mi mochila no llevaba crampones ni botas apropiadas para andar por el hielo.


Glaciar de Fox

Lo especial de estos Glaciares es que son casi únicos en el mundo junto al de Perito Moreno en Argentina, los cuales se juntan con bosques subtropicales. Afortunadamente para las próximas generaciones se ha detenido su regresión y nuevamente  han vuelto a aumentar su tamaño.

Al día siguiente visite el glaciar con excursión de media jornada. El glaciar Franz Josef acumula la nieve que baja de las laderas del Monte Cook, (el pico mas alto de Oceanía, y monte sagrado en la cultura Maori), motivo por el cual tradicionalmente  nadie hace cima y todo el mundo se queda a unos metros del pico.

Al fondo el Monte Cook

La nieve que va bajando de la montaña hace que se forme este glaciar que en la actualidad se encuentra en fase de crecimiento. 


Glaciar de Franz Josef

Dentro de él te encuentras con formaciones de hielo que el agua se encarga de moldear.

En estas épocas de invierno en el hemisferio sur no hay gran número de visitas, pero en los meses de verano es fácil encontrarse 2000 personas andando por el glaciar.


El pico y los crampones son elementos muy importantes para moverse por el glaciar

Terminado la ruta me puse en carretera dirección al Arthur Pass, donde iba a visitar alguna estación de la zona. Justo antes de entrar en el Parque Nacional, encontré el único lugar habilitado para caravanas que gozara de una serie de comodidades.

Cuando ya me había recogido, empecé a sentir ruidos en el exterior de mi furgoneta, así que decidí salir a ver que sucedía Allí tuve la suerte de encontrarme con un animal muy peculiar que me lleno de alegría. 

Ante mi había  un pájaro gordo, pequeño y con un andar muy simpático, lo que  me hizo pensar que me encontraba ante el símbolo que más representa a los Neozelandeses, El Kiwi, muy difícil de ver al ser un ave nocturna y la escasez  de los mismo, pero allí se nota que abundaban porque durante la noche no pararon de cantar y pasearse al lado de mi Campervan.
El famoso pájaro nocturno.

Cuando termine mi viaje, conté la historia a un amigo neocelandés lo que me había pasado y al enseñarle la foto me dijo que no era un Kiwi, sino la Weka, que es otra ave de la familia del Kiwi y típico del folclore de Nueva Zelanda. También  me comento que los Kiwis son casi imposible de ver ya que tienen un sentido del olfato poderoso y huyen de la presencia humana y la mayoría se encuentran en la isla de Steward.


Arthur Pass National Park

Arthur pass es un lugar impresionante, como todo el país, donde se encuentra otro de los parques nacionales, y una serie de estaciones de esquí, Temple Basin, Cragiern Burn, Dobson y Broken River. Esta ultima fue la elegida para conocer pero desafortunadamente  no pude esquiar al no existir alquiler de equipos en esta estación. 

Estas estaciones se encuentran en el interior de un Parque Nacional, por lo que no se puede realizar grandes construcciones ni instalar telesillas, asi que para ascender encontramos lo que en inglés llaman  "Rope Town", bajo ese nombre se encuentran  una especie de telecuerdas, los cuales para poder utilizarlos es necesario un arnés con una especie de adaptador que se engancha a la cuerda y te permite ascender. 

De esta forma no encuentras a nadie vigilando estos remontes, sumado a que en alguna de ellas no existe nadie que pise pistas, te puedes encontrar con una estación casi vacía donde poder practicar el freeride a tu gusto.

Como ejemplo de este estilo de estación voy a comentar como fue la visita a Broken River.


Camino de acceso a la estación

A este centro de esquí se accede por un camino de 6 Km. de tierra, el cual de deja en un parking donde se coge un elevador, que te lleva a la base. Desde allí todavía quedan por andar unos 500 metros cruzando  un bosquecito y subir unas cuentas  escaleras de montaña para poder descubrir este sitio tan "salvaje".



Elevador por el que se accede a la taquilla, para funcionar tienes llamarlo como un ascensor

La estación tiene en total 10 empleados para ofertar un dominio equivalente a una estación en España de 20 km. Con todo eso se puede imaginar un poco el estado salvaje que se encuentra la misma. Solo tiene 4 telecuerdas, y unos itinerarios semi  marcados por donde bajar, siendo recomendable llevar esquís anchos, ya que no vi pistas pisadas ni maquina alguna para ello.



Después de pasar por la taquilla todavía queda camino por este bosque


Llevaba unos días sin nevar sumado a la exposición al viento, hacia que se notase la falta de nieve.



Parte alta de la estación 


El famoso aparato para usar con los telecuerdas, que te lo facilitan con el forfait

Con el mismo forfait se puede esquiar en la vecina Craigieburn, accediendo a la misma desde la zona superior después de un paseo de unos 10 minutos. Craigieburn es del estilo solo tiene tele cuerdas y casi nadie en la estación.

Curiosamente Broken River a pesar de su estado salvaje en medio de la naturaleza tiene una especie de albergue con 30 camas, para los que quiera vivir la montaña en toda su intensidad.

Después de esta visita tocaba dirigirse a la capital, ya que al día siguiente me esperaba el avión de regreso. En poco menos de dos horas me encontraba en la Británica Capital de la Isla del Sur.


Las montañas me acompañaban hasta el fin del viaje

Dicen que Chistchurch es una ciudad mas inglesa que Inglaterra, y una vez que andas por sus calles se puede comprobar que no falta razón a esa frase. Allí uno se encuentra con muchos elementos que te recuerdan a Gran Bretaña, siendo una delicia  pasear por su parque y sus calle.




Tranvía de Christchurch

Museo de Canterbury

Un río cruza la ciudad pudiendo alquilar una barca para recorrerlo



Múltiples estatuas por la ciudad, Capitan Cook, Reina Elisabeth y en la foto Robert Falcon Scott, el rival de Admunsen en la consquita de la Antártida

El viaje tocaba a su fin, ya que al día siguiente había que madrugar para coger el avión de vuelta. Después de estos días intensos puedo garantizar que a nadie que le guste la aventura le defraudará este país con sus múltiples  contrastes. No vamos a encontrar la calidad de nieve de las Rocosas, ni si quiera de los Alpes, pero si vamos a encontrar una variedad de paisajes, ambientes y curiosidades que harán que nunca se olvide este viaje.

E NOHO RA.


INICIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.